Contacto:(55) 7158 2681; hola@bweb.mx

Ambiente emprendedor en Business + Web

Ambiente emprendedor en Business + Web

Por Alejandro Blanca Carrasco

 

En SUM (Starup México), un día cualquiera es más que un día normal. La entrada al complejo, por ejemplo, recibe a cada uno de los que llegan con palabras de sabiduría, consejos prácticos y frases contundentes como un golpe. “El talento gana juegos, pero el trabajo gana campeonatos“, “El mayor riesgo es no correr riesgos“, alertan un par de carteles, entre otros similares con más rollitos inspirados e inspiradores. Al paso es posible leer uno o dos, que funciona como una rápida inyección de vitaminas, claro que si uno lo desea puede tomarse un rato para leer todos los letreros, suspendidos a unos cinco metros, justo encima de la puerta y de la recepción del lugar. 

Unos pasos más y te encuentras con un espacio abierto, multicolor y multidimensional. A la derecha, decenas de personas laboran o platican en las distintas áreas comunes que existen en esta parte del recinto, salas con sillones de distintos diseños, salitas con mesitas y sillitas para una charla íntima o las largas mesas donde diferentes equipos de emprendedores planean el día a día. A la izquierda, áreas para conferencias, pláticas o cursos; justo en medio está la mini cancha de golf, con tres hoyos de diferente distancia, y más allá, una cerca delimita una playa real-virtual donde los emprendedores se relajan un poco, sin dejar de trabajar pues infaliblemente todos llevan sus laptops.

 

A lado del green artificial, a dos niveles, se encuentran las oficinas de las empresas fundadoras de SUM, las cuales se afanan diariamente para sacar los gastos y para desarrollar un producto o servicio irresistible para el mercado. Para construir proyectos que generen riqueza y atraigan inversiones millonarias. En esta zona, ingenieros en sistemas, diseñadores, desarrolladores, creativos y escritores, contadores, abogados, administradores hacen su parte para construir las bases del siglo digital mexicano. O, dicho con otras palabras, donde las empresas pioneras del siglo digital se esfuerzan para llevar al país a una nueva era, con reglas, mentalidades, ambiciones y metas distintas a las tradicionales. Un mundo distinto encabezado por la innovación y la cultura colaborativa. Un universo de conocimientos que se expande exponencialmente conforme se van compartiendo, asimilando y usando tales conocimientos.

Al fondo está el auditorio principal, un foro abierto donde cabe casi cualquier manifestación. Poco antes, tras las oficinas, las áreas comunes y los baños de la planta baja, está la cafetería, que ofrece diversas viandas, desde comida corrida hasta hamburguesas y bebidas energéticas, y la zona de recreación, que cuenta con una mesa de ping pong, un futbolito, una mesa de pool y un par de máquinas de golosinas y refrescos. Los gritos, las risas, sonidos de burla, los vivas y las hurras, aplausos y voces amplificadas dominan por completo esta parte del edificio: Por una parte, los ponentes muestran sus razones a la audiencia en un tiovivo eterno de proyectos, ideas, tecnologías innovadoras y sueños e ideas, fundidos en una gran aura de esperanza; por otra, grupos de comensales discuten, platican, o tontean sobre temas ligeros mientras consumen su alimentos, ya sea comprados o preparados en casa previamente; enfrente el ánimo es distinto, más deportivo, abiertamente competitivo, algo que a veces excede el simple relax como lo demuestran los encuentros encarnizados que se suceden diariamente y las rivalidades que sobrepasan incluso los terrenos de las mesas de ping pong, pool o de futbolito. Propios y extraños son atraídos por las gestas y las demostraciones de habilidad y estrategia, que merecerían torneos propios.  

 

Hasta que regresan todos, o la mayoría, a sus oficinas. El mundo gira deprisa y hay mucho que hacer todavía para cada uno de los emprendedores que acuden todos los días a ese lugar, situado en el norte de la ciudad, a unos pasos de la avenida Legaria, para avanzar hacia su meta, cualquiera que sea. Todas las empresas tienen objetivos distintos y los une la vitalidad y la necesidad para seguir adelante. 

Hay, sin embargo, una oficina un poco más bulliciosa que las demás: ahí suena música en vivo, entre un gentió de gente difícil de explicar para un lugar tan pequeño, que provoca tanto ruido como una multitud, entre risa, voces fuertes, instrucciones, teorías conspirativas, discusiones sobre cómics, cine, series o tecnología y uno que otro chiste colorado. En esa oficina de cinco por tres desfilan emprendedores de muy diversa índole y naturaleza: ingenieros en sistemas, coaches empresariales, consejeros de vida, asesores de imagen, comunicadores, oradores, los mejores vendedores del momento, expertos en financiamiento, educadores, abogados, contadores, asesores de todo lo que el buen emprendedor requiere. 

Se trata de Business + Web, un apoyo seguro para emprendedores en el corazón del emprendimiento mexicano, Sum México, lugar de ambiente cool que fomenta la creatividad y la colaboración.  

 

Compruébalo: Llámanos para hacer una cita y platicar sobre tus proyectos.