¿Cómo estructurar tus reuniones uno a uno?

Las reuniones uno a uno o one-to-one en inglés son una parte esencial de un Networking, estas reuniones son típicamente entre dos personas pertenecientes a un mismo grupo.
Reuniones uno a uno en el Networking
Reuniones uno a uno en el Networking

Publicado el
Escrito por: Daniel Planas Zamora de Business + Web
con colaboración de: Eduardo Rivera T de Freelance Commerce

Las reuniones uno a uno o one-to-one en inglés son una parte esencial de un Networking, estas reuniones son típicamente entre dos personas pertenecientes a un mismo grupo. La duración recomendada es de una hora, dividida en dos partes: La primera parte de 30 minutos un integrante presenta su negocio a su interlocutor y los otros 30 minutos se voltean los papeles y ahora el que escuchó presenta su negocio. 
 
Esto no quiere decir que solo se trate de escuchar sino de hacer una conversación amena y agradable con la persona que tienes frente a ti, recuerda que la comunicación no es un proceso entre robots, sino un proceso entre humanos que sienten, por lo cual te recomendamos que empatices, escuches, compartas, preguntes y seas tu mismo en la reunión, eso nos hará sentirnos identificados con nuestro interlocutor lo cual creará confianza que es el propósito fundamental del Grupo de Networking.
 
Al iniciar la reunión ponganse de acuerdo para saber quien empieza, una vez definido puedes comenzar con estas preguntas: 
  • Cuéntame de ti: ¿Quién eres? ¿A que te dedicas?
  • ¿Cuántos años llevas dedicándote a esto?
  • ¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces?
 
Estas preguntas solo son un ejemplo, puedes usar las que vayan con la conversación, tu estilo y personalidad de tu interlocutor.
 
Si a ti te tocó escuchar primero escucha de manera empática la presentación de tu compañero, toma notas de los puntos importantes de sus productos y servicios, efectua más preguntas cuando sea pertinente y de manera respetuosa, para que cuando te toque explicar tu negocio recibas el mismo trato. 
 
Cuando finalice su presentación te podemos recomendar estas preguntas: 
  • ¿Qué tipo de referencia estás buscando? 
  • ¿Que tipo de referencia te funciona?
  • ¿Qué tipo de cliente o prospecto estás buscando?
  • ¿Ofreces alguna comisión o incentivo por compartirte alguna referencia?
 
Cuando te toque presentar tu negocio da todos los detalles de tu negocio, los productos o servicios que ofreces, la propuesta de valor, la historia, sus beneficios, los clientes con los que trabajas o has trabajado y si tienes pruebas como videos, imágenes, sitios web o testimoniales es momento de compartirlos, esto dará a tu interlocutor el mensaje de que eres confiable y así en el futuro recibirás referencias para concretar negocios, alianzas o colaboraciones. 
 
Si bien la finalidad de una reunión uno a uno es dar detalles de nuestro negocio para recibir referencias que nos permita cerrar ventas o concretar negocios, también es posible buscar referencias para hacer alianzas por ejemplo: “Busco una referencia que una persona que tenga un podcast o canal de belleza para poder hacer una alianza que me permita promocionar mis productos en su canal” o también es posible hacer colaboraciones por ejemplo: “Busco la referencia de una empresa que esté buscando coaches empresariales y que estén abiertos a que les de una coaching de prueba”.
 
Adicionalmente durante la sesión uno a uno te recomendamos que tengas en mente estas preguntas que te pueden ayudar a completar el perfil y colaboración con tu interlocutor:
 
  • ¿De cuántas formas cabe mi negocio en el negocio de mi compañero? 
  • ¿Cómo puedo contribuir al crecimiento de su negocio?
  • ¿A quien de mis contactos le podría servir lo que mi compañero hace para poder referir?
 
Finalmente te comparto mi experiencia personal en las reuniones que he tenido. Me ha dado la oportunidad de conocer personas en toda la extensión de la palabra, nuevos negocios, experiencias y a tener en mente a las personas que voy a referir en el momento oportuno, no se trata de vender, se trata de conocer a la persona con la que estás conversando, saber más sobre su negocio y tener la oportunidad de exponerle de qué va el tuyo, si en la conversación resulta que pueden hacer negocio entre ustedes o conoce a un familiar, amigo o alguien del grupo con quien no has hecho un uno que necesita de tus productos o servicios entonces el propósito de la reunión se habrá completado exitosamente.
 
Entre más reuniones tengas y más te conozcan, más clientes potenciales puedes tener para tu negocio.
Si ya hiciste una reunión con una persona eso no quiere decir que no puedas volver a tener otra en el futuro especialmente si hubo acuerdos en una reunión previa ya sea para darle seguimiento o para platicar de una nueva novedad en tu negocio, las posibilidades son infinitas. 
 
Te dejo esta frase de uno de mis grandes mentores y que resume perfectamente el espíritu de estas reuniones:
 
“Haz una venta y ganarás una comisión, haz un amigo y ganarás una fortuna” -Gildardo Avendaño.
 
Nos vemos en un uno a uno.